Extraído de POEMS Written in Early Youth, by T. S. Eliot, Farrar, Straus & Giroux, New York, 1969, p. 19 (original version in The Harvard Advocate, lxxxvi, 4, November 13 th, 1908. Signed: “T. S. E.”) | Traducción de Juan Arabia, Buenos Aires Poetry, 2020. 

Antes del Amanecer

Mientras todo el Este se tejía de rojo y gris,
las flores en la ventana se volvieron hacia el amanecer,
pétalo sobre pétalo, esperando el día,
flores frescas, flores marchitas, flores del amanecer.

Las flores de esta mañana y las flores de ayer
su fragancia fluye por la habitación al amanecer,
fragancia del brote y fragancia de la descomposición,
flores frescas, flores marchitas, flores del amanecer.

Before Morning

While all the East was weaving red with gray,
the flowers at the window turned toward dawn,
petal on petal, waiting for the day,
fresh flowers, withered flowers, flowers of dawn.

This morning’s flowers and flowers of yesterday
their fragrance drifts across the room at dawn,
fragrance of bloom and fragrance of decay,
fresh flowers, withered flowers, flowers of dawn.

“Narcolepsia – Coordenadas para una aproximación a la poesía” | Diario PERFIL | “Francesca”, publicado en Exultations, del estadounidense Ezra Pound:

 
FRANCESCA

Saliste de la noche
Y había flores en tus manos,
Ahora saldrás de la confusión de la gente,
De un tumulto de palabras sobre ti.

Yo que te he visto en medio de las cosas esenciales
Me enfurecí cuando pronunciaron tu nombre
En lugares ordinarios.
Quisiera que las frías olas fluyeran sobre mi mente,
Y que el mundo se secase como una hoja muerta,
O ser barrido como el capullo de semilla de un diente de león,
Para que pueda encontrarte de nuevo,
Sola.


(Traducción: Juan Arabia)

Ezra Pound (nacido en 1885 en Hailey, Idaho, una pequeña ciudad de los EE.UU.), poeta, traductor (políglota), mentor (de autores como Joyce y Eliot), editor (The Egoist, Blast) y político de la economía. Enemigo de toda forma de positivismo, luego de viajar por Europa abandonó su beca y sus estudios doctorales sobre Lope de Vega para instalarse definitivamente en el exilio de Londres. Sumergido en la pobreza, en Inglaterra se hizo amigo de Yeats, dictó algunos seminarios, financió sus primeros libros y colaboró en diversas publicaciones. Básicamente hizo un escándalo (como Rimbaud en París), escribió muchísimo y, a pesar de sus escasos recursos, gritó a favor de su existencia y de sus cantos.

No nos confundimos al hablar de Pound como un gran publicista: encontró tantos amigos como enemigos y llegó a cercar el mal gusto de la época. 

Hacia 1940, cuando estalla la guerra, Pound comienza con una serie de trasmisiones de propaganda política por Radio Roma. Su principal enemigo, al que consideraba el mayor de los criminales, era el propio presidente de los EE.UU., Roosevelt. Lo que queda claro es que Pound estaba en contra de la usura y la traición de la verdadera herencia americana: soñaba un paraíso terrestre con un sistema económico justo, sin necesidad de recurrir a la revolución.

Cuando terminó la guerra Pound fue arrestado por traicionar a su patria. En 1945, una pericia psiquiátrica lo salvó del arresto, y fue recluido en el manicomio de St. Elizabeths.

En esos 12 años continuó con su actividad literaria, publicando libros y traducciones, conformando una estética sistemática (influida por Catulo y Rimbaud). Incluso recibió, en medio de su encierro, el Premio Bollingen de Poesía.
Fueron sus amigos, los poetas Eliot, Frost y Williams, los que ayudaron a Pound a salir del manicomio. Finalmente, regresó a Italia en 1958, donde permaneció hasta su muerte en 1972.

Pound dejó una extensa bibliografía, iluminadora como la de un profeta, y que ya tiene en el mundo fieles seguidores, aquellos extraños “artistas destrozados por estar en contra”. 

En el poema que aquí presentamos, publicado en Exultations (1909), podemos observar cómo Pound comienza a solidificar su estética poética que, tres años después de escribir “Francesca”, engendraría el movimiento imagista. El imagismo, inaugurado oficialmente por Pound en 1912, fue tanto un hilo conductor como una fuerza impulsora del movimiento modernista. El movimiento trabajó para socavar y anular las doctrinas de la poesía victoriana y romántica, pidiendo economía en lugar del exceso y musicalidad (ritmo) en lugar de regulaciones métricas. 

“Narcolepsia – Coordenadas para una aproximación a la poesía” | Diario PERFIL

Rimbaud con autoretrato

Si eres joven
y resulta que
no eres Arthur Rimbaud,
preferiríamos
no saber nada de vos

y si resulta
que eres Arthur Rimbaud,
definitivamente
no querríamos
saber nada de vos

Pacto de silencio

trad. Juan Arabia

Leonard Cohen (1934 en Montreal, Quebec, Canadá – 2016, L.A., California, EE. UU.), fue un cantautor, poeta y novelista canadiense. Ya establecido como poeta y novelista (su primer libro de poemas, Let Us Compare Mythologies, se publicó en 1956), Cohen se interesó en la escena folclórica de Greenwich Village mientras vivía en la ciudad de Nueva York a mediados de la década de 1960, y comenzó a acompañar sus poemas con música. En 1967 Judy Collins grabó dos de sus canciones, Suzanne y Dress Rehearsal Rag, y ese mismo año Cohen comenzó a actuar en público. A finales del mismo año, había grabado The Songs of Leonard Cohen, que incluía el melancólico Hey, That’s No Way to Say Goodbye. A ese álbum le siguieron Songs from a Room (1969), que incluye la canción Bird on a Wire, y Songs of Love and Hate (1971).

Desde sus tempranos poemas, y mucho antes de llegar a la fama por medio de sus canciones, son dos las constantes preocupaciones que aparecen en la obra del compositor: la búsqueda de su propia identidad y la búsqueda de su propia libertad.

Estas dos cosas se fusionan y multiplican, por ejemplo, en muchos de sus versos: “Me gustaría leer / uno de los poemas / que me llevaron a la poesía / No logro recordar un solo verso / Ni sé dónde buscar”; “Si otros tratan de escribir esto / muerte a ellos / muerte a cualquiera / que rompa el sello de este poema / en el que me visto de negro // y bendiga a tus ojos / que huyen de esta página / Saca al hombre de ojos verdes / de su furia y su misera”. Aunque Cohen, sin lugar a duda, no hubiera estado de acuerdo en abreviar su propio trabajo y experiencia. 

No podría decirse, sin embargo, que Cohen intente ocultar sus sentimientos y sus opiniones más íntimas. Todo lo contrario. Más bien se niega a rebajar el sentido de su trabajo en la estéril sombra del sentido: “Simplemente no puedo, no puedo decir nada aparte del poema en sí. Todo lo que he pensado sobre el tema está ahí y creo que el lenguaje es el apropiado. No me gustaría… No me gustaría hacer un comentario”. 

Probablemente, y salvo que un trabajo y esfuerzo mantenga algo del espíritu original, un libro de poesía traducido al “español” no le pueda hacer justicia a sus versos. Leonard Cohen es Bíblico. Sus letras son mesiánicas, están escritas en el lenguaje de los libros sagrados: “And fastened here, surrendered to / My Lover and My Lover, / We spread and drown as lilies do- / forever and forever”.

https://juanarabia.com/

Ian Berry/Magnum Photos
Seamus Heaney, 1977

El presente volumen reúne seis trabajos íntegros y característicos de la obra del poeta de Irlanda del Norte y Premio Nobel de Literatura, Seamus Heaney (1939-2013): Islas de las Estaciones (1984), Viendo Visiones (1991), El Nivel (1996), La Luz de las Hojas (1999), Sonetos (2010) y Cadena Humana (2011).

Su poesía es singular en muchos aspectos. Podría decirse que su trabajo contiene a las dos figuras más grandes de la poesía irlandesa, sintetizando por un lado lo mejor de la lengua luminosa de William Butler Yeats y, por otro, absorbiendo el lenguaje autóctono y natural de Patrick Kavanagh.

Aunque probablemente pocos escritores irlandeses resulten posibles luego del paso ganado de James Joyce. Esto es algo que aparece en el extenso poema de Seamus Heaney “Isla de las Estaciones”, una pieza claramente autobiográfica y autorreferencial, representativa de todo su trabajo, donde rinde homenaje al autor de Retrato del artista adolescente: “Fue como si hubiera puesto pie libre en el espacio,/ solo, y a mi alrededor, nada que no conociera ya./ Gotas de lluvia me golpeaban el rostro/ cuando volví en mí. Viejo padre, hijo de su madre,/ hay un momento en el diario de Stephen,/ con fecha del 13 de abril, una revelación/ puesta entre mis astros: ese párrafo precisamente/ ha resultado una contraseña en mis oídos,/ los elementos de una nueva epifanía”.

La poesía de Seamus Heaney (1939-2013) genera un lector activo, que participa en la producción de sentido. Simplificando un poco, podemos decir que el discurso lírico no busca significar sino ser, y la textura lingüística y los sonidos permanecen por encima del sentido: “Mi padre es un niño descalzo con un mensaje, / Que corre a la altura del ojo entre hierba y paja”.

Esta decisión estética, ya presente en la poesía germánica (innovaciones prosódicas, aliteración), contiene además un fuerte elemento político. Porque si algo representan los idiomas y usos periféricos, tanto en Irlanda, Gales y Escocia, es la lucha contra un centro de dominio lingüístico. Y esta lucha se da muchas veces no por un reemplazo de léxico, sino rítmico, melódico, quizás inaudible para algunos de nosotros, pero que para el poeta vale como una música interior, “un pasaporte para hacer frente a los peligros de hablas espurias”.

Para Heaney –debido a sus orígenes culturales y por haber nacido en una parte de Irlanda del Norte en la que la cultura oficial está bajo el control del Reino Unido– la musa puede convertirse en la voz que rompe las barreras del discurso social: “La lengua inglesa/ nos pertenece. Se trata de cenizas, brasas apagadas,/ una soberana pérdida de tiempo para alguien de tu edad (…). / Guarda tu distancia./ Cuando el círculo se amplíe, será hora de salir a flote/ solo y tu alma,/ llenando la materia/ de huellas de tu propio andar,/ ecos, búsquedas, indagaciones, alicientes / brillos de anguila en la oscuridad del mar”.

En lo que concierne a la actividad traslaticia, y las versiones aquí presentadas, la traductora y prologuista Pura López Colomé (Ciudad de México, 1952) tuvo la fortuna de conocer y trabajar con Heaney.

De acuerdo con el poeta, traductor a la vez de obras monumentales como Beowulf La locura de Sweeney, hay dos formas de avanzar en la zona minada de la traducción. La primera es por “allanamiento”, incursión, irrupción, sin saber bien las lenguas originales, interpretando de más. La segunda consiste en la “colonización”, es decir, es decir, donde el traductor “entra, coloniza, pero permanece ahí; cambia el sitio y el sitio lo cambia a uno”. López Colomé lo comprendió y este es el resultado de una senda homóloga, en la que ambas instancias son indispensables. Y ejemplo de ello son los sonetos, que aparecen en dos versiones: una privilegiando el sentido y otra representando la forma original de versificación.

Podría decirse que la belleza de la poesía de Heaney no sólo aumenta en la medida en que transporta a los lectores a varios mundos y significados posibles. Hay escenarios y visiones que sólo ocurren y ocurrirán en Irlanda, como el condado de Derry y el condado de Clare, Anahorish, la zona de Burren o Wicklow. Lugares donde el viento y la luz tratan de zafarse el uno del otro y que ahora son una parte ineludible del idioma inglés y de la poesía, junto a sus acentos, ritmos y figuras.

Obra reunida, Seamus Heaney. Trad. Pura López Colomé. Trilce Ediciones, 556 págs | por Juan Arabia | Revista Ñ | 06/08/2020

JUICIO: II

Visto que soy yo quien lleva lo salvaje a estos lugares
y que los sauces destruyen este casco quebradizo
deja que se acobarden los demonios azules
……………………………………………….etc., etc.

Y aprovechemos la mañana,
antes de que las grises moscas toquen
………………….su cuerno y diluvie. 
La muerte no puede adelantarse.

Había una baja luna sobre los valles de Provenza,
era una noche en el mar,
Francia era cortejada por los vientos

de Áfrico, y pagaba con los trovadores.
Un trabajo en conjunto, silencioso,
idóneo para el verano de una raza robusta.

Bulmenia, 2021. 

胡安•阿拉維亞(Juan Arabia,1983- )阿根廷詩人、翻譯家、文學評論家。畢業于布宜諾賽勒斯大學社會科學系,布宜諾賽勒斯詩歌雜誌創始人和主編。翻譯過亞瑟•蘭波、埃茲拉•龐德和“垮掉一代”的詩人作品。近期出版詩集包括:《30s的敵人》(義大利語,Samuele Editore出版社,2017),《自然的遷離》(西班牙語,《布宜諾賽勒斯詩刊》出版,2018),《吝嗇的海洋》(法語,Al Manar出版社與“從地中海來,到地中海去”詩歌節聯合出版,2018)。其最新詩集《朝向卡爾卡松》於2020年由Pre-Textos(西班牙)出版。

〈自然的遷離〉

讓我們都低下身來感受遷離。
聽風在麥田
上空掠過:
尖銳的金屬之戰。

一陣銀的喧囂
將生靈腐蝕,
拆散世間
萬事萬物。

最早的幾滴雨落下來了。
可怖的風暴聚成一團
永久紮根在
城市的圍牆裡。

Juan ARABIA, Shanghai Minsheng Art Museum, ed. (Chapbook). 诗歌来到美术馆 NO.61 | 安·阿拉维亚诗歌朗读交流会. 翻译:Allinson Han. Shanghái, China, 2019.

 

El título de la Sección I de “Hugh Selwyn Mauberley” se traduce como “Oda para la elección de su propio sepulcro”. Se supone que esta es la sección autobiográfica de Ezra Pound de su poema, y también es una referencia a las odas escritas por Pierre de Ronsard, un poeta francés que fundó una escuela llamada La Pléiade.

II

La época exigía una imagen
de su mueca acelerada,
algo para el escenario moderno.
en cualquier caso, no una gracia Ática;

y no, por cierto, los oscuros ensueños
de la mirada interior;
¡mejor la mendacidad
que los clásicos en paráfrasis¹!

La “época exigía” principalmente un molde de yeso,
hecho sin pérdida de tiempo,
un kinema² en prosa y no, por cierto, el alabastro
o la “escultura” de la rima.

II
The age demanded an image
Of its accelerated grimace,
Something for the modern stage,
Not, at any rate, an Attic grace;
 
Not, not certainly, the obscure reveries
Of the inward gaze;
Better mendacities
Than the classics in paraphrase!
 
The “age demanded” chiefly a mould in plaster,
Made with no loss of time,
A prose kinema, not, not assuredly, alabaster
Or the “sculpture” of rhyme.
NOTAS
¹ Ruthven anota: “Notablemente en HOMAGE TO SEXTUS PROPERTIUS” (K. K. RUTHVEN, A Guide to Ezra Pound’s Personae, University of California Press, California, 1969, p. 30)
² Ortografía británica de cine. Ruthven, por su lado, retoma de Pound: “The cinema is not Art” (New Age, Sept. 26, 1918) (K. K. RUTHVEN, A Guide to Ezra Pound’s Personae, University of California Press, California, 1969, p. 30)

Extraído de POETRY (Chicago) | Traducción y notas de Juan Arabia | Buenos Aires Poetry, 2021.

Juan Arabia (Buenos Aires, 1983), es poetatraductor y crítico literario. Autor de numerosos libros de poesía, traducción y ensayos, entre sus títulos más recientes se encuentran: Il Nemico dei Thirties (Samuele Editore, Collana Scilla, 2017), Desalojo de la naturaleza (Buenos Aires Poetry, 2018), L´Océan Avare (Al ManarVoix Vives de Méditerranée en Méditerranée, 2018) y Hacia Carcassonne (Pre-Textos, 2021). Egresado de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, director del proyecto cultural y literario Buenos Aires Poetry, ejerce la crítica literaria además en el Suplemento de Cultura del Diario Perfil y en Revista Ñ de Diario Clarín.


COLIBRÍES DEL TEJADO

Era en la bahuinia y no en esas antiguas

ciudades en las que alguno de los

nuestros moría por su corazón

donde uno debía encontrar los rudimentarios

puentes de su irregular existencia

……………………………………..la eternidad

o los imposibles lugares inhabitados

de la cordillera, hemisferio

de oscuros antecedentes comerciales

tierra de pobres, lo más alto del cielo,

pellejo del mar y de la uva

rompiendo la orilla de sal

junto a los nuevos y salvajes vientos

en distintas formas de combate y de vida.

SAN TELMO

El vivo cementerio congela las brasas de la pobreza,

edifica gritos fantasmales que de noche se ocultan

en la tenue y amarilla luz de un farol, luna de borrachos,

donde el sueño se acomoda junto a las calles de piedra.

En la calle Benthlem alguien suelta una carcajada eterna,

un licor extremo, como agua oscura derivada de un pantano.

En verano las palomas extienden sus alas,

el muerto color azul de sus flores envenenadas.

Hasta que la misma especie vuela por primera vez,

parecido al vómito del adolescente que descascara

dentro de su garganta el grito del alcohol y ácidas naranjas,

mezcla de infancia, temor y sensatez.

El invierno es egoísta, como todos los santos,

y las calles se acomodan a la oscuridad de siempre.

El mismo fuego que debajo del cementerio

enciende, sin culpa, las condenadas brasas de la pobreza.

FAUSTO

Ojos azules, de bárbaro,

envenenados por el sueño de un cóndor,

y aún las pestañas envisten

todos los bosques posibles.

Porque pasada la niñez

el irreconocible y largo trabajo

del adolescente, la carcajada se alza

frente a un fantasma ensangrentado.

Ese otro mundo posible,

poseedor de un oscuro y poderoso

cuerno que todos tocan,

envenenando todos los nidos,       

                                  todas las camas.

LITERATURA DE LÍMITES II

No hay que partir, ahora

los límites desaparecieron

como lobos dentro de un

            desierto de lana.

De Cuba llegaron noticias

sin filtro: los aparatos Oxford

se ahogaron junto a sus cuerpos

          en la superficie del agua.

De este lado, aunque expulsados,

los límites encarnaron

esta contradicción tomando sus cuerpos:

enloqueciendo uno en Santiago,

otro subrayando prensa oficial.

                           CONTRAPOESÍA.

                        Enrique y David.

Porque sólo se tienen

en cuenta los crímenes del norte.

Sólo se asesina a los poetas del norte.

Del sur emisario, perro que lame

sus sobras, ningún abogado

ninguna certeza. Ginsberg pidiendo

                  cocaína en Santiago

Lowell meando, sin el consentimiento

de estas flores, la casa de uno,

mierda confesionalista

                      eructo del gringo

Páginas y páginas de hijos de puta.

Del francés se conserva el malditismo oficial,

su tumba es secreta. Los españoles

                         dañaron las huertas

del mundo, hoy bien llamadas

tierras latinoamericanas.

Y el juego del sur, corresponsal

oficial de la DEPENDENCIA,

promocionando literatura LEGAL,

los límites bajaron sus pantalones

matando al mismo hombre

esquina de San Juan y Entre Ríos,

mierda que llaman literatura,

mierda que huele siempre al mismo prócer,

chacales de la cultura y del bienestar neurótico

que promociona de todo menos la verdad

hecha juego en la academia

críticamente cínica, predecible,

subsidiada tiernamente en sueldos

críticos del fin de mes

hoy tu héroe se recicla de forma indefinida

sin sanción, sin peligro de muerte,

con viajes asegurados

estrella de todo menos del castigado

                   suelo, tierra de la eternidad.

LICE-HUNTERS

Cuando sobre la frente del niño caían rojas tormentas

implorando enjambres de sueños de contenido efímero,

dos hermanas mayores entraron al cuarto

afilando sus puntas y ondulados dedos.

Sentaron al niño ante una ventana abierta

donde una manada de flores se bañaba de cielo,

y pasaron sus seductoras y terribles pinzas

sobre el enredado y espeso cabello.

Él escuchaba el tímido aire de sus respiraciones

que expandía aroma de rosas y mieles vegetales,

interrumpido a veces por el silbido de saliva

originado en sus labios y en el deseo de besarlo.

Él escuchaba sus pestañas latir en esa quietud

hasta que moría un pequeño sonido de borracha indolencia.

MÉXICO (Librerías Gandhi)
ESPAÑA (Casa del Libro)
COLOMBIA | (Librería de la U) | URUGUAY
ARGENTINA  | (Librería Hernández) | (Librería Norte)
EDITORIAL: BUENOSAIRES POETRY
ENCUADERNACIÓN:
Tapa blanda o Bolsillo
ISBN:
978-987-41-9727-6

FECHA PUBLICACIÓN :
18-09-2018

HUGH SELWYN MAUBERLEY

V.

There died a myriad,
And of the best, among them,
For an old bitch gone in the teeth,
For a botched civilization,

Charm, smiling at the good mouth,
Quick eyes gone under earth’s lid,

For two gross of broken statues,
For a few thousand battered books.

V.

Ne è morto una miriade,
E dei meglio, fra tutti gli altri,
Per una scanfarda spremuta,
Per una civiltà scassata,

Fascino, fresche bocche sorridenti,
Veloci sguardi ora sotto le ciglia della terra,

Tutto per due palate di statue in pezzi
E per qualche migliaio di libri squinternati.

V.

Murió una miríada,
y entre ellos, de los mejores,
por una vieja perra desdentada,
por una civilización estropeada,

sonriente encanto en las buenas bocas,
ágiles ojos bajo los párpados de la tierra,

por dos burdas estatuas rotas,
por unos pocos miles de libros destrozados.


Versión original de Ezra POUND (“Hugh Selwyn Mauberley“, Ezra Pound Personae, 1926) / Versión de Eugenio MONTALE ( Tutte le poesie, Mondadori, Oscar Grandi Classici, Milano, 1990, p.  759) / Versión Español | Juan Arabia, Buenos Aires Poetry, 2021.