Canción de la Torre más Alta – de Arthur RIMBAUD

Buenos Aires Poetry

Canción de la torre más alta


Ociosa juventud
Esclavizada a todo,
Por delicadeza
Me perdí la vida.
¡Ah! Que venga el tiempo
En que los corazones se enamoren.

Me dije a mí mismo: deja,
Y que nadie te vea:
Y sin la promesa
De los goces más altos.
Que nada detenga
El augusto retiro.

Tuve tanta paciencia
Que sólo queda el olvido.
Temores y dolores
Partieron al cielo.
Y la sed maldita
Oscurece mis venas.

Así la Pradera
Liberada al olvido,
Más alta, florecida
De incienso y cizañas
Al zumbido feroz
De cien moscas sucias.

¡Ah! ¡Mil viudas
De un alma tan pobre
Que sólo tiene la imagen
De Nuestra Señora!
¿Acaso hay que rezarle
A la Virgen María?

Ociosa juventud
Esclavizada a todo,
Por delicadeza
Me perdí la vida.
¡Ah, que venga el tiempo
En que los corazones se enamoren!

Mayo de 1872.

Chanson de…

View original post 169 more words

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s