Conquista | Juan Arabia

Conquista

Los vientos del este llegaron como montañas
para que dentro del útero un enemigo se forme.

Nadie podría o no decir que sus hermanos
forjaron hélices plateadas de contaminación,

acribillaron y traicionaron órdenes,
así como enfrentaron a una legión de asesinos:

del corazón los ojos ofendidos hacen batalla.
Así como las uvas sacrifican su piel

y quedan sin tierra ni suelo los forajidos,
aves rapaces confunden la multitud

de un padre que se balancea desde su cúpula,
y encierra a su presa en campanarios de oro viviente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s